Barbie no es ni tan tonta ni tan puta

          La muñeca Barbie, símbolo de elegancia, belleza, saber estar y de la frivolidad inteligente, ha sido desbancada. O eso creemos ingenuamente al observar el aluvión de provocativas y cabezonas muñecas que estamos recibiendo. Nuestro error ha sido doble, hemos pensado que Barbie era tonta y un poco ligera de cascos, pero ni lo un ni lo otro. Barbie es la sombra que manipula a nuestras doncellitas preadolescentes que a los 12 años creen que el himen es la nueva fragancia de Hugo Boss. Pero es que pasa lo de siempre; que hablamos y opinamos desde la ignorancia. Nos encanta criticar desde la desinformación y juzgar por las apariencias. Claro, como Barbie es rubia platino natural y tiene unas medidas de escándalo, convertimos su figura en un mentidero de calumnias envidiosas. Pero no todo ha sido un camino de rosas para esta muñeca eternamente soltera y pluriempleada. Lean, lean:

cultura americana

         Barbie con la cultura americana

          Ruth Handler es la creadora de Barbie. Era cofundadora de Mattel y tenía una hija llamada Bárbara. Observó un día que su retoña comenzó a dejar de lado todas sus muñecas para jugar con unas estampas de cartón que representaban mujeres adultas y actuales. ¿Qué estaba ocurriendo? Al parecer la niña se hartó de jugar con muñecas bebé. Los fetos blandengues que escupían papilla no desarrollaban precisamente su instinto maternal. La pequeña Bárbara de mayor no quería ser mamá, quería ser put… digooo… una mujer liberada y emprendedora. En esto que la señora Handler, en uno de sus viajes por Europa en busca de un barón austriaco apuesto y arruinado por la guerra, encontró justo lo que buscaba: la muñeca Lilli. En realidad, la muñeca Lilli era una muñeca basada en la secretaria de un cómic de Reinhard Beuthin, estaba pensada para adultos y se vendía en bares y estancos. Como Ruth era americana y se creía muy liberal sin serlo, le llevó la muñeca teutona a su hija. Le encantó y compró los derechos para Mattel. Barbie, que así pasó a llamarse la nueva y castaña muñeca, comenzó a venderse en los Estados Unidos en 1959. Lo que ocurrió es que se les fue las manos con las proporciones. La muñeca tenía demasiado busto para tan poca cintura, y ante la horrible perspectiva de que se volviese a poner de moda el corsé (con lo incómodo que es limpiar toda la casa con él puesto), revisaron su silueta de manera que se convirtió en el símbolo estético de nuestro tiempo.

ji,ji vamos a arrasar

         Ji, ji, vamos a arrasar en Halloween

          Y es precisamente por eso por lo que Barbie ha sido vilipendiada. Pero no somos conscientes del infierno que ha tenido que sufrir esta abnegada muñeca. Se ha sometido a innumerabilísimas operaciones estéticas. Si no, miren las fotos del 59 y las del 2005. Podría decirse que ha rejuvenecido. Y por no mencionar el sin fin de estupideces que ha debido realizar para llamar nuestra atención. La pobre odia a los animales por ser seres insalubres y estúpidos, pero por contrato  se ha visto obligada a tener nada menos que 38 mascotas incluyendo gatos, perros, un panda, un león, una cebra y un ornitorrinco para la versión australiana. Y lo de pluriempleada no era una forma de hablar. Para quitarse el san Benito de mujer frívola y ociosa, Barbie ha desempeñado las profesiones de paleontóloga (1997), médico (1988), astronauta (1985), embajadora de UNICEF (1990), estrella de rock (1986), bombera (1993), estrella del circo (1995), profesora de aeróbic (1990), profesora del lenguaje de signos (1999), azafata (1961), oficial militar (1992)…

Grandes relatos

         Grandes relatos presenta….

          ¿Y qué me dicen de su vida sentimental? Desde 1961, Barbie es la eterna prometida de Ken Carson, un apuesto americanito de clase media, situación económica más que holgada que se dedicaba a… a… bueno, con tanta caravana de lujo y tanto descapotable playero, yo me imagino que era traficante. Al principio se vio condenado al desprecio de fabricantes y consumidoras. Comparado con nuestra heroína, grácil y flexible con su exclusivísimo cuerpo de silicona, Ken solo podía mover la cabeza de derecha a izquierda. Pero en 1977, con Ken Superstar permitieron al muñeco mayor libertad de movimiento e incluso esbozar una tímida sonrisa. Ahí fue cuando se notó que ambos, además de compartir lecho, compartían cirujano. El señor Carson no era un mal partenaire. Se plegaba fácilmente a las numerosísimas actividades de su famosa novia, pero hubo dos hechos clave que provocaron el declive de este muñeco:          El primero fue la aparición de un nuevo personaje: la hermanita de Barbie, Krissy. Ninguno conocemos  los padres de Barbie. Es más, aunque Barbie tiene un estilo muy juvenil, no puede ocultar que al menos tiene treintaitantos años… es decir, sus padres, de existir, seguramente no estuviesen en edad de procrear. Por lo tanto, ¿cómo es que tiene un a hermanita de 5 años? En la Barbie pediatra pudimos observar una relación entre ellas como muy materno filial. Lo que quiero decir con esto, es que entre campaña navideña y campaña navideña, es posible que hayamos descuidado a la muñeca lo suficiente como para que ese narcotraficante irresponsable dejase embarazada a nuestra heroína, y jamás tuviese la decencia de hacerse cargo de ellas como el buen sentido da a entender. Es decir, que no hemos vivido el capitulo de Barbie en la vicaría, y como buenas puritanas protestantes que somos, nos hemos indignado. Pruebas de esto no hay, pero no las necesitamos. Muchas niñas y preadolescentes sufrimos en silencio con nuestra muñeca, a la que veíamos como una víctima de la maldad de los hombres. Pobre Barbie. Incluso a veces teníamos la impresión de que Ken miraba a Krissy… ya sabéis, no como un padre a su hija… a la pobre Barbie lo único que la quedaba era irse de compras.          El segundo hecho clave, y quizás el definitivo, fue algo de lo más inexplicable. En 1990 apareció en el mercado el Magic Earring Ken un muñeco tan increíblemente homosexual, que hasta Elton John se escandalizó. Además venía a corroborar la teoría de sus sucios negocios. Iba vestido con un chaleco sin mangas, unos pantalones de cuero, llevaba el pelo decolorado y lo peor de todo… ¡un pendiente quinqui! Tras años de tiras y aflojas, la cuerda del amor se rompió finalmente el 12 de Febrero del 2004. Justo después de presentarse Barbie para presidenta de los EEUU, y ante la derrota electoral frente a Bush Jr., la muñeca no pudo más y puso fin a esa relación tempestuosa. Barbie dejaba a Ken, pero anunciaron en un comunicado oficial que seguían siendo súper buenos amigos.

Magic earing ken

         Magic earing Ken:¿no dije que era inexplicable?

          Pero es que las desgracias nunca vienen solas (miren a la familia Flores). Todo esto coincidió con la crisis más grave que ocurrió jamás en la vida de Barbie. Llegaron las muñecas cabezonas y llegaron para quedarse.

Donde vas asi vestida

         ¿Dónde vas así vestida? Que aún no has hecho la primera comunión

          Sí amigos, hablamos de las muñecas Bratz. Y es que el mundo no volvió a ser el mismo después de las Spice girls. La empresa MGA Entertainment las comienza a producir en el 2001. Las niñas ya no querían ser como Barbie que últimamente trabaja como actriz en superproducciones como La Princesa y su legaña mágica. Las niñas de hoy no saben apreciar la purpurina, prefieren el vinilo. Pues eso, como hay que llamar la atención para sentirse especial y nuestro sueño es ser famoso porque nos sentimos mal desde que la posmodernidad nos arrebató la individualidad y nos convirtió en una masa de burgueses mediocres y superficiales, las niñas de hoy han aprendido que como seas fea y sosa en el vestir no encuentras macho que te fecunde. Por eso triunfan las muñecas guarras. Son una panda de adolescentes cabezonas y anoréxicas que conocen las delicias del colágeno desde los 14 años. Sus labios se pliegan hasta la barbilla y la nariz, sus ojos descarados ocupan la mitad de su enorme cabeza, su culito luce respingón sobre unas piernas interminables y sus pechos, poseedores de pezones juguetones, se elevan hasta el infinito. Parecen decir: “Papito, yo te daré un hijo fuerte que concebiremos en los baños más sucios de la discoteca de moda”.

Las Bratz se procupan

         Las Bratz se procupan por ¿las mascotas?

          Sí amigos. Estas muñecas son multi raciales. Parecen estar inspiradas en las grandes hembras de moda que son Jennifer López y Bellonce. Las que no son latinas o afroamericanas, son como Cristina Aguilera, blancas que se comportan como negras raperas. Además, al igual que esta cantante, se duchan poco, no se lavan el pelo para poder moldearlo mejor y harán realidad tus fantasías más sucias. Y como no, tienen unas parejas masculinas imberbes y fans del reggetón y el tuning. Barbie no levantará cabeza jamás…

Que sì vamos

         Que sí vamos, que no tienes ni el graduado escolar

           Pero hemos menospreciado a esta muñeca. Mientras ella vive un cómodo presente con éxitos cinematográficos, ha renunciado a la parte sacrificada de su profesión y ha reclutado un ejército de niñatas para que luchen contra las marranas de las Bratz.          En primer lugar están las My Scene. Son también cabezonas, son también anoréxicas, pero son más como de Beverly Hills. Dedican su tiempo a flirtear con chicos cool, no besan en la primera cita, pero en la segunda salen de casa directamente sin bragas. Son en definitiva igual de libertinas que las Bratz, pero son menos barriobajeras y exigen que el condón vaya a juego con sus pendientes.

Quien es ese hombre

         Quién es ese hooombreee, que me mira y me desnudaaaaa

          Pero Barbie es mucha Barbie, y no iba a quedarse contenta solo con eso. No tenía que igualar a las ordinarias de las Bratz, tenía que vencerlas. Así que reclutó para su ejército a otro grupo de niñatas ligeritas de cascos. Son las Teen Trends. Estas púberes están mucho más proporcionadas aunque siguen estando un poco desnutridas. Claramente provienen de familias Republicanas. Su único hobbie en el mundo es ir de compras y ponerles nombres absurdos a sus repeinadas mascotas. ¿Otra diferencia? Estas se guardan la virginidad para su futuro esposo. “Por detrás lo que quieras, pero eso ni tocarlo”.

Mira lo que hago

         Mira lo que hago yo solita

         Lo malo de esta nueva hornada de muñecas, es que de momento su variedad grupal consiste en que cada una tiene el pelo de color diferente, pertenece a una raza distinta o a una tribu urbana diversa. Echamos de menos los monográficos de Barbie Heroínas de cuento, o Barbie Princesas del mundo. Al documentarme para este artículo descubrí con horror que en Princesas del mundo no hay ninguna española y sí ¡una princesa del Imperio Portugués! ¿Pero qué broma es esta? No podía ser. Así que busqué en otras colecciones, y por fin el la de Barbies del mundo sin ser Princesas ni nada encontré a la Barbie española… ¡Iba vestida de torero como la fea de Mecano! Me retracto de lo dicho. Barbie es tonta y puta.

La mentira de la metrosexualidad y la reivindicación de dandismo

          Amigos míos, un peligro se cierne sobre la vieja Europa. La metrosexualidad. Mis papilas estéticas se contraen dolorosamente cada vez que observo una alusión al término o contemplo a una de sus víctimas. Queridos, os están engañando y utilizan la sed de vuestra  libido para incluiros en este movimiento apocalíptico. Me explico:

         ¿Qué es la metrosexualidad? El término pretende definir al hombre de la metrópolis. Al nuevo macho sensible y con pretendidas inquietudes estéticas que barrerá con su pene a todas las féminas fashion que se le crucen por delate. Parafraseando a mi querido Monsieur Mario, es una maniobra de marketing para vender cremas.

                                 Este cabezón no viste tan bien como yo

                                        Este cabezón viste peor que yo

          Todo esto surgió a raíz de una leyenda tan falsa como la de la explosión  de un seno de Ana Obregón mientras viajaba en avión: “Los gays son supersensibles y visten bien”. Mentira. Ser sensible no es ser un Tom Hanks enfermo de sida que llora cuando escucha La mamma morta interpretada por María Callas y su excelsa nariz. Eso es ser sensiblero y cursi. De la misma manera que vestir bien no es ponerse unos pantalones rotos absurdamente caros y combinarlos con una camisa entalladísima y premeditadamente arrugada con el estampado de la tapicería de la EMT.

                                       Voy a crear escuela

                                                  Voy a crear escuela

         El machus anterioris ( utilicemos este término para denominar al hombre pre- metrosexual) que se ponía lo primero que pillaba, se afeitaba ocasionalmente y llevaba la cara llena de células muertas por no utilizar una crema exfoliante, era un simple “dejado”. Un hombre con su capacidad estética anulada, y por supuesto víctima de un fenómeno no ajeno a muchas mujeres.

                     este paleto

                                        Este paleto huele a sudor

          El machus novis (el ignorante que cree haber reconducido su vida al descubrir la metrosexualidad), que reivindica exaltadamente su heterosexualidad y se viste con pantalones entallados, camisetas pezoneras en las que pone “Wild surfing” y una original crestita chorreante de antihigiénica gomina… no es más que una mediocre víctima del “Zara hombre” o del Mercado de Fuencarral. Sí, lo mismo le pasa a muchas mujeres. Hugo Boss y el Stradivarius están haciendo su agosto. Todos los metrosexuales se visten y peinan igual. Como todas las mujeres con pretensiones de ser fashion. Esto no es bueno, simplemente cuesta más dinero.

elegancia

                                                   Elegancia en estado puro

          ¿Qué quiero decir con esto? Queridos míos, os han engañado. El hombre que se preocupa por su aspecto, que se cuida y que verdaderamente posee estilo y buen gusto ya estaba inventado. Eso es el Dandy, y tiene más de 100 años de historia.

         Durante décadas el dandismo se asociaba a la vanidad extrema y excéntrica con ciertos matices retro. El que fue considerado como el primer dandy fue George Bryan “Beau”  Brummell. Oficial menor del ejército e hijo de un caballerango, arrasó en la corte del Rey Jorge III. Brummell hizo de su nombre sinónimo de la vida elegante del Londres de 1798. Su casa, muy al estilo de su vestir, tenía muebles de un exquisito gusto y su biblioteca contenía las mejores obras de los mejores autores. Sus bastones, sus cajas de rapé, sus vajillas de  porcelana de Sevres, sus caballos y carruajes…todo era de excelente calidad. A pesar de que podía usar las prendas usuales de cualquier caballero, la manera de portarlas era lo innovador, en especial la atención a los detalles, la funcionalidad y la pulcritud de las mismas era lo que le distinguía del resto. Dicen que lustraba sus botas con champaña. Uno de los detalles más admirados por sus contemporáneos era el perfecto arreglo de sus prístinas corbatas, pero ninguno se atrevía a imitar el uso de telas de alta calidad y de costo prohibitivo, ni los discretos detalles de artesanía y sus exclusivas reglas sociales. Todo esto lo convirtió en un símbolo en su época y su descendiente directo es el denominado Gentleman, que hoy se relaciona con la aristocracia de talento en vez de nacimiento.

                                   Cuidar los compementos es esencial en un dandy

                         Cuidar los complementos es esencial en el dandy

         El fin de todo dandy es cultivar la idea de lo bello en su persona. Tiempo y dinero son dos factores sumamente importantes para el candidato a ejercer el dandismo. Se requiere una cierta ociosidad, al igual que un mínimo poder adquisitivo. Pero lo esencial es tener las bases de estilo, porte y criterio que palien la carencia de alguno de los dos elementos anteriores.

                                       E aire retro

                       El aire retro de este niño augura un futuro dandy

         El dandismo no es ni siquiera, como muchas personas poco reflexivas parecen creer, un gusto inmoderado por el atuendo y la elegancia material -Eso es la metrosexualidad-.  Esas cosas no son para el perfecto dandy, sino el símbolo de la superioridad aristocrática de su espíritu.

Baudelaire. El pintor de la vida moderna.

                                        quiero ver estos

                           Quiero ver estos botines en todos vuestros armarios

          El dandy busca la originalidad dentro de las convenciones y las reglas preestablecidas. El dandy saborea el placer de sorprender y no ser jamás sorprendido. Su postura estética no es frívola y casual. Surge de un ser cultivado y con criterio. Es un héroe que se alza para combatir la trivialidad y la mediocridad. Así se convierte en adalid de la nueva aristocracia, en apariencia imposible en estos tiempos de democracia. No es el nacimiento lo que la crea, sino la determinación, la consciencia y la frialdad de un hombre capaz de revolucionar la sociedad a partir del detalle más nimio. Porque amigos, la estética lo puede todo en nuestro entorno esclavizado por el sentido de la vista. La estética es la forma más sutil y elegante de manipular, mediante la construcción de iconos y la descontextualización de símbolos. El dandy es un ser superior y sin tacha. No es un vil y mediocre mortal que sufra por cosas más allá de la botonadura de su chaqueta. Un dandy reinventa su vida, borra su pasado y rescribe sus pasos sólo para ofrecernos su actitud sedante y tranquilizadora. Perpetrando a Stendhal, nos promete la felicidad con el nudo de su corbata.

                                            a originalidad

                      La originalidad en la vida cotidiana del dandy

          Hay que desterrar las dobles morales, los principios prefabricados y lo políticamente correcto. Hagan como el Marqués de Bradomín, carlista por estética, no por insulsa convicción. Emulen al incomparable Baudelaire,  cómprense un traje con el único dinero que les quede y váyanse a pegar tiros por las trincheras que Gallardón nos ha fabricado ad hoc, y luchen por la libertad de no ser falsamente libres. Eso para los americanos. Ustedes también pueden ser esclavos de ese fingimiento que crea trampantojos a la vista de los mediocres. Ustedes también pueden ser unos dandys.

La verdadera historia del Cardenal Richelieu

  “Diatribas afrancesadas” comienza a tener sentido con este texto. Francia no sería lo que es hoy sin la existencia de personajes como el que ahora tratamos. Hago notar desde este momento que como sospecho que la mayoría sois gente profana en las maravillas de este país y su lengua, os pondré la trascripción fonética de todos los vocablos francófonos, porque no pienso tolerar ni una sola paletada, aunque sea de pensamiento, respecto a estos sacros temas.

         Armand Jean du Plessis (Armanyandiplesis), Cardenal Richelieu (Gishelié) es una de las figuras históricas a las que más admiro y forma parte de mi galería de personajes fetiche desde que inauguré ese listado, entre otras cosas es francés, ¿pero qué hay que reivindicar de él que haga necesario este artículo? A pocas figuras históricas se les ha tratado tan injustamente, y esto se debe, en parte, a la estulticia del pueblo.

Que porte, qué perfil

–                                           Miren qué porte, qué perfil, qué nariz…

          ¿Quién es el Cardenal Richelieu?- Le pregunto al Jonathan con lágrimas en los ojos.

         Pues… el malo este de los mosqueteros, ¿no? El de la peli esa…

                  Esa es la clave y la razón por la que le tengo cierta inquina a Disney. Pero si lanzase esta pregunta al aire, queridos lectores, ¿Qué pasaría? ¿Responderíais algo diferente? Es más, ¿Alguno habéis leído el libro? No, no respondáis, que no tengo las sales a mano.

         Por eso, en este artículo pretendo hacer dos cosas; aproximaros la figura histórica y real del cardenal Richelieu, y desvelar la falsedad que yace en el subconsciente popular de que él no es más que el “malo” del libro.

         Imaginémonos por un momento que la acción relatada por el borracho de Dumas es cierta. Es decir, imaginémonos que el trío de marras existió y que cruzaron sus vidas con nuestro querido cardenal. Ahora comencemos a hablar del antes de su encuentro y de lo que ocurrió en la acción de la novela. A ver que pasa.                       

                      Qué coqueto

                                   Qué coqueto era, cómo nos enseña las enaguas

         Nuestro mártir (veréis por qué merece de veras este apelativo) nació en París, (dónde si no) en 1585, en el seno de una familia procedente de la nobleza de Poitou (Puatú) que en esa época estaba floja de rentas. Armand, que poseía esos poderes innatos de la noble cuna y no se conformaba con comer siempre pollo, optó por la carrera eclesiástica  para evitar que su familia perdiera las rentas del Obispado de Luçon (Lusón). Todos sabemos que la carrera eclesiástica a esos niveles es mucho más lucrativa que hacerse una ingeniería. Fue consagrado obispo a una tierna edad tan evidente, que el propio Papa sospechó al verle. Dentro de la ceremonia, el Papa le preguntó por su edad para comprobar si coincidía con la edad mínima requerida para desempeñar este cargo. Armand dice que sí, miente a sabiendas, pero es que estaba deseando comer marisco. Después de consumada la consagración volvió a ver al Papa para confesarse y así pedir la absolución por su mentira. El Sumo Pontífice no podía volver sobre sus pasos, pero no dejó de comentar a su alrededor “…éste va a llegar muy lejos, menudo pájaro…” Y así fue.

         La reina regente María de Médicis reparó en su talento y en su atractiva nariz aderezada con una graciosa perilla, y le reclutó para el servicio de la Monarquía.

                                            Mara de Médicis

                María de Médicis, inspiración del Drácula de Francis Ford Coppola

         Fue ministro de Interior y de Guerra en 1616. Pero tuvo que dejar el cargo cuando el joven rey Luis XIII quiso hacerse cargo, él mismo, de los asuntos de gobierno. Esto hay que entenderlo: Su única preocupación en la vida era la caza y los mozos de cuadra. La gente murmuraba y había que desviar la atención. El muy desalmado desterró a la reina madre a Blois (Bluá) en 1617. Richelieu siguió a María de Médicis porque él era una persona íntegra y eso de las traiciones no iba con él. De hecho, destrozado al ver a una familia romperse por un quíteme usted estas pajas, haciendo alardes de la más virtuosa diplomacia, actuó de intermediario para que se reconciliasen. Triunfó el amor y de paso le sirvió para ganarse la confianza del rey, que veía su poderosa masculinidad con buenos ojos, y le hizo nombrar cardenal en 1622, tomándole a su servicio como primer ministro en 1624.

         La política interior de Richelieu consistió en reforzar el poder de la Corona, sometiendo tanto a los protestantes franceses (hugonotes) como a los nobles. Su obsesión fue siempre la de conseguir una Francia unida, y es lógico pensar que en ese proyecto no hubiese cabida para los herejes luteranos, que bien sabido es por todos desayunaban bebés untados en pan. Acabó con las garantías políticas que el flojo de Enrique IV había concedido a los protestantes por el Edicto de Nantes (1598) para poner fin a las guerras de religión. A los nobles tardó más en someterlos, desbaratando sucesivas conspiraciones de forma audaz y encarcelando a los partidarios del hermano del rey, Gastón de Orleáns, que se estaba poniendo un poco ansioso al ver que su majestad no tenía descendencia.

         No ignoró de ninguna manera el mundo de la cultura, fundó la Academia Francesa en 1635, edificó la Sorbona y el Palacio Real de París, además de interesarse por la pintura y el teatro. Pero si hay algo que le traía por los siete males era un apellido y su influencia: Habsburgo. Para que nos entendamos mejor, esto se refiere a los Austria, su mandíbula desaforada, sus labios caídos y su lechosa cara de oligofrénicos. Intervino en la Guerra de los Treinta Años (1618-48) apoyando a cualquiera que se opusiera a los Habsburgo, aunque esa política le obligara a aliarse sistemáticamente con los príncipes protestantes alemanes y nórdicos (los reyes Cristian IV de Dinamarca y Gustavo Adolfo II de Suecia), todos los cuales recibieron subsidios de Francia para financiar su lucha contra el Imperio. Finalmente consiguió anexionar Lorena a Francia. Para que comprendamos la importancia de este hecho, es como si consiguiésemos recuperar Gibraltar.

         Pero la lucha contra los españoles fue muy dura. Hay que aclarar que esta lucha no fue contra el bárbaro pueblo español ni contra el retrasado mental de turno que teníamos como rey. No amigos, esto fue una lucha de titanes:

         – A la derecha, y con 54 kilos de peso y las sienes más atractivas del mundo occidental tenemos al Cardenal Richelieu. (¡Bieeeeeeen, bieeeeeeeeeen!)

         – A la izquierda, y con 133 kilos de peso y por el que ha habido que inventarse un nuevo título nobiliario de lo grande que es, tenemos a Gaspar de Guzmán y Pimentel, Conde- Duque de Olivares. (Bueeeno, ¡pse!, no está mal…).

                                                     Con la mano abierta

                                               Este pega tortas con la mano abierta

          Comparado con Olivares, un hombre sediento de poder hasta el extremo, Richelieu era un maestro de sobriedad, buen gusto y saber estar. No olvidemos que él fue el introductor del chocolate en Francia y que le dio nombre a un tipo de encaje. Cosa extraña en esta época esencialmente cárnica, él tan solo cenaba una exigua ensalada, y en las fiestas de palacio acostumbraba a permanecer apartado y en silencio. Cuentan que un día se le acercó un alto personaje de la nobleza y le preguntó: – ¿Se aburre Su Eminencia…? -No, querido Duque, yo no me aburro jamás, a no ser que los demás insistan en aburrirme con su conversación. Que acertado, qué estilo, que sutileza… y al pobre, lo que le quedaba por aguantar…

         Pues veréis, ahora que hemos conocido algo más profundamente la biografía de esta equívoca figura. Vayamos pues al tema “mosqueteros”.

         Esta institución en sí no eran más que la guardia del rey. Eran unas figuras más estéticas que otra cosa y claro, se aburrían. Nada extraño ocurriría, si los personajes protagonistas de la novela fuesen gentes normales con su buen trabajo y su vida personal ordenada, pero da la casualidad de que no eran más que unos macarras. Porque díganme si es lógico lo siguiente: estos señores se aburren, como no tienen ni un céntimo para emborracharse en la taberna o hacer absurdas apuestas, deciden ir a tocarles las narices a la guardia del cardenal y pincharles con los floretes como si fuesen aceitunas. Estos guardias son los que realmente velaban por el orden y la paz. Richelieu era el que gobernaba. Al fin y al cabo, el cardenal actuaba según los dictados de su conciencia. No había nada que amase más que a la propia Francia, y veía a esta abocada a su destrucción por un rey sodomita y ocioso que no proporcionaba un heredero a la corona, que no se preocupaba por las razones de estado y que encima se había casado… ¡con una Habsburgo!

                                        uis XIII

                                                    Luis XIII, reina de Francia

          Crueldad intolerable se me antoja preocupar gratuitamente a este probo hombre, que no estaba ya en la flor de la vida que digamos, con continuas noticias de que su guardia es cada día diezmada por una panda de bakalas aburridos.

         Sí, bakalas, porque al pinpin de D’Artagnan solo le faltaba el corte de pelo cenicero y vestirse de chándal para pertenecer a esta díscola tribu urbana.

         Y para colmo, cuando ya no les quedan guardias con los que pegarse, como D’Artagnan se enamora de una “Jenni” cualquiera, deciden que van a ayudar a Ana de Austria (española, al fin y al cabo), a que le ponga los cuernos al rey… ¡con un inglés! La Habsburgo y el Duque de Buckingham, esa suerte de metrosexual mediocre, provocan una guerra contra Francia con la ayuda de individuos pertenecientes a la guardia del rey… ¡del rey! ¿Pero esta gente de qué va? ¡Estos descerebrados merecen el garrote vil! Y sin embargo lo único que reciben del anonadado Cardenal, incapaz de comprender tanta estulticia es el perdón.

                               Duque de buckinghamAnma de Austria

                                  El Duque de Buckingham y Ana de Austria

          ¿Y todavía hay alguien que se atreva a asegurar que Richelieu es el “malo”?

         Estos hechos le afectaron muy profundamente y minaron de forma importante su ya precaria salud. En 1642, a los 57 años de edad, el cardenal muere. El sacerdote que le prodigaba la extremaunción le pidió que perdonara a sus enemigos y el agonizante Cardenal le respondió:

         No he tenido más enemigos que los enemigos de Francia. Si usted cree que merecen perdón …

         Richelieu fue el verdadero creador del absolutismo real. Dejaba a Francia en una posición inmejorable en Europa. Y aún después de muerto, tuvo que verse traicionado por el sucesor que él mismo aleccionó y trató como al hijo que nunca tuvo; el cardenal Mazarino. ¿Se pueden creer que va este y se casa en secreto con la española, con Ana de Austria? Toda una vida luchando contra los enemigos de Francia para esto.

                                                   

En mi vida hice mucho bien y mucho mal, pero todo el bien lo hice muy mal, y todo el mal lo hice muy bien. Richelieu

Dieter Bohlen, ese hombre.

          Iréis adivinando poco a poco y con este tipo de muestras, la naturaleza fetichista de vuestra Mademoiselle Fifí. Pues bien, bienvenidos a mi mundo enfermo. Bienvenidos al universo Dieter Bohlen.

           Modern Talking son amor

                                           Modern Talking es amor

Seguramente os preguntaréis el por qué de mi debilidad hacia un individuo semejante. Pero… si no tiene nariz aguileña, ni peluca empolvada, ni nada además de un poderoso Mullet en sus tiempos mozos…

         Ya sabéis que yo soy una mujer de mundo y en uno de mis viajes a la Alemania central me vi inundada por una avalancha de imágenes de un tipo de pómulos imposibles que vendía su autobiografía por doquier.

                                  Dieter y sus raices

                                              Dieter y sus raices

Quién es ese hombre? ¿Cuál es el nombre de su cirujano?- Pregunté.

         Es Dieter Bohlen, uno de los Modern Talking. Y sus pómulos son naturales.- Me respondieron.

         No sé cual de las respuestas me impactó más, lo que sí sé es que eso fue el detonante de la historia obsesiva que me uniría a este ilustre germano.

         Seguramente, los que conozcáis su nombre y su figura, no estaréis familiarizados con la valía real de este ser humano, por eso he tomado la decisión de iluminaros en este camino de varias décadas plagadas de creatividad y estética memorable.

         Thomas Anders, el resultón agitanado que canta en este universal dueto, no es más que eso, una simple voz. El verdadero artífice de la magia de Modern Talking no es otro que Dieter Bohlen.

                                            Modern Talking despierta el tigre que hay en ti

                               Modern Talking despierta el tigre que hay en ti

          Dieter nace en 1954, lo que le hace poseedor de una edad de 51 años, que por supuesto no aparenta. En 1983 hacía las labores de productor en la compañía editora Intersong Publishers, en Hamburgo, y fue en ese marco incomparable donde ambos se conocieron y surgió el mítico grupo. Dieter acudió a una discográfica con unas composiciones bajo el brazo, buscando una voz que las diese vida. Las cosas ocurrieron de la siguiente manera: (Conversación textual adquirida legítimamente)

         DIETER: ¡Hola!

         SEÑOR ANÓNIMO: ¿Qué pasa Dieter?

         DIETER: Nada, que soy un artista con una rica vida interior y muchas cosa que ofrecerle al mundo… necesito una cantante.

         SEÑOR ANÓNIMO: Precisamente tengo aquí a un agitanado desesperado por mostrarle al mundo toda su valía.

         THOMAS: Hola.

         DIETER: Bueno veras… (embarazado). Yo buscaba más bien a una pibita… ya sabes, por imagen… a ser posible que tuviese los senos tan prominentes como mis pómulos… para equilibrar….

         THOMAS: (Desesperado) Pero, pero… yo tengo una pigmentación cutánea descomunal y tu eres todo un lechoncito rosado… y además llevo Mullet como tú. ¿No te parece suficiente equilibrio?

         DIETER: No si… mira, lo que pasa es que yo compongo mariconadas en plan:

En el fondo de mi corazón hay un fuego- un corazón llameante

En el fondo de mi corazón hay un deseo- de un comienzo

Estoy muriendo en emociones

Es mi mundo en fantasía

Estoy viviendo, estoy viviendo en mis sueños.

Tu eres mi alma- Tu eres mi corazón

Lo mantendré brillando vaya donde vaya

Tu eres mi alma- Tu eres mi corazón

Te sostendré para siempre

Estaré siempre contigo…

Y la verdad es que le pega más una voz de tía, ¿sabes?

         THOMAS: Por eso mismo yo soy tu hombre. Detrás de mi fachada de pseudo macho latino, se esconde una voz tan femenina que nadie notará la diferencia.

         Efectivamente Thomas no mentía. Hicieron la prueba y los resultados fueron impresionantes. Pronto You’re my Herat, you’re my soul se convirtió en un éxito de ventas y Modern Talking todo un fenómeno de fans.

         Y es que el dúo estaba compuesto por auténticos artistas de encomiable valía. Dieter, además de excelentísimo compositor, como acabamos de comprobar, es un músico virtuoso y polifacético, heredero directo de Mozart. Controla a voluntad desde el Casio con más botoncitos, a la guitarra, el bajo y la batería. Además como buen hijo de los 80, y amante de las nuevas tecnologías, es habilísimo con los samplers y sintetizadores. Imagino con lágrimas de emoción, las maravillas de las que hubiese sido capaz si en la vida real cayese en sus manos aquel aparatejo de la película Masters del Universo, con el que unos adolescentes americanos perpetraron notas sin sentido creyendo hacer música súper molona.

                                   Sobran las palabras

                                                      Sobran las palabras

         Thomas Anders, un joven que desde pequeño obsequiaba a su familia con amenísimas veladas emulando a sus artistas predilectos. Ya a esa tierna edad le conocían en el vecindario como der Klein deutschter nachtigall (El pequeño Ruiseñor alemán), y su madre le decía con lágrimas en los ojos que tenía voz de ángel. Aún la sigue teniendo y su agente, con el que me puse en contacto para redactar este documento, me aseguró que mantiene su cuerpo y apéndices íntegros. Qué pena, por eso prefiero a Dieter.

         Pasada la tormenta del éxito Dieter Bohlen se separa del grupo porque entre otras cosas, comenzó a sospechar que el radiante moreno de su compañero era maquillaje. Los ennegrecidos cuellos de sus camisas lo delataban. Además nunca le gustó la cantidad de brillo labial que utilizaba, ya que dejaba el micrófono pegajoso.

         Thomas, despechado y celoso se casó con una tal Nora Balling que hizo las veces de representante y musa. Era una ordinaria, y así le fue.
         A pesar de la oficialidad de su separación, Dieter y Thomas se reunieron de nuevo para grabar un disco y  cumplir su contrato con la discográfica. A estas alturas Dieter, mucho más emprendedor que “el otro” ya estaba trabajando en su nuevo proyecto musical Blue Sistem, (Sistema azul, para los profanos de la lengua de Albión).

         En 1989 Thomas inició su carrera como solista en solitario.

         En 1998 se empieza a escuchar una acertadísima versión tecno-dance del hit You’re my Herat, you’re my soul. Modern Talking había vuelto. Lanzaron el disco Back for Good (Volver para bien), dejando atrás los mullets, las sudaderas y los trajes anchos de azules imposibles. En febrero de 1999 volvieron a hacer nuestras delicias con un nuevo disco titulado Alone (Solito), seguido de Year Of The Dragon (Año del dragón llameante de siete cabezas) en el 2000,  a mediados de 2001, America (América) y a mediados del 2002 Victory (Victoria eres mía).

                                                           Modern Taking equilibrados

                                  Modern Taking equilibrados

           En total, y sin contar recopilatorios y Greatest Hits, Modern Talking regaló a la raza humana 13 discos.

         Dieter Bohlen en solitario, con su formación Blue system, entre 1987 y 1997, hizo otros 13 discos, entre los que se encuentra el maravilloso Dejà vu de 1991 dejando patente que además de todo es políglota.

         Y sin ningún tipo de resquemor ni partidismo, he de añadir que el mediocre morenazo de Thomas Anders, tan solo ha editado 8 albums entre el 89 y el 2004, y no quiero ni pensar quién se los habrá compuesto, porque él al piano solo sabe tocar Campanitas del lugar y con ayuda.

         Pero bueno, aquí el que nos interesa es Dieter, no “ese”. Él solito ha sido capaz durante años de llenar páginas y páginas de papel cuché con amenísimos problemas con la justicia por atropellar gente, o como lo que le ocurrió recientemente al ser pillado en la colonia alemana de Mallorca besándose con una rubita mientras su mujer estaba en la fría Alemania embarazada de 8 meses. Que sepáis que a mi no me gusta criticar y que esto lo estoy escribiendo con toda la repugnancia de mi corazón y con el único objetivo de informaros y de que conozcáis la verdadera cara de un genio. Pero ya, lo que es muy fuerte es lo del juicio que ha tenido con Thomas Anders, en el que reclama a nuestro héroe la friolera de 1 millón de euros, por unos supuestos daños y perjuicios al haberle puesto a parir en sus memorias… Yo las he leído, y como espectadora neutral que soy, os aseguro que no dice nada del otro mundo, pero es que si le gustan los hombres y las drogas… eso no es culpa de nadie. Ya tuvo que lidiar Dieter lo suyo, en los inicios en los que todos aclamaban a Thomas por su bronceado y le hacían el vacío a él porque salía en los video clips tocando la guitarra cuando en la canción no se oía ninguna…

         La gente no sabe de marketing, pero Dieter sí. De hecho ha dado unas conferencias recientemente en la universidad de Hamburgo, la cuna de los filetes rusos, sobre este tema que domina. Como prueba de ello podéis ir adquiriendo en internet su fragancia exclusiva Provocation (Provocando por la vida), que viene presentada en un elegante estuche expositor.

         Ahora sin embargo podemos ver a Dieter Bohlen en su faceta de productor, director y presentador de Superstars, el Operación Triunfo alemán, el programa que tantos artistas como la copa de un pino le está dando al mundo.

         Por desgracia no le podremos admirar en el proyecto más ambicioso y espectacular que rondaba su mente últimamente. El de protagonizar una película de dibujos animados sobre su vida. Al parecer los gastos ascendieron a la ridícula cifra de 6’5 millones de euros, y los productores se echaron atrás, porque son unos pobres y unos cutres. De todos modos no os desesperéis porque quizás la hagan para el formato televisivo.

                                                   Las caras de Dieter 

                                                  Las caras de Dieter

         Y hasta aquí llega este justo homenaje a ese adalid de la electrónica pop que es Dieter Bohlen. Y ya sabéis:

Tu no eres bueno, ¿ no lo ves?- Hermano Luis, Luis, Luis

Estoy enamorado, déjala libre

Oh, ella solo me mira a mí

Solo el amor rompe su corazón- Hermano Luis, Luis, Luis

Solo el amor es el paraíso

Oh, ella solo me mira a mí

Hermano Luis, Luis, Luis

Oh, ella solo me mira a mí

Oh, déjala Luis- Ella esta bajo la cubierta

Hermano Luis, Luis, Luis

Oh, haciendo lo que él está haciendo

O sea, déjala Luis- Ella es mi amante.

  • Calendario

    • agosto 2017
      L M X J V S D
      « Mar    
       123456
      78910111213
      14151617181920
      21222324252627
      28293031  
  • Buscar