La Naturaleza De Cristo

Mademoiselle Fifí ha regresado de entre los muertos, como Jesucristo. Creo que es precisamente por esta agradable coincidencia, por la que me he decidido a hablaros precisamente de este tema. ¿De la divinidad de vuestra Mademoiselle Fifí? No queridos, de la Resurrección de Cristo.Este es, concretamente, uno de mis dogmas de fe predilectos. Los dogmas son “verdades reveladas”. Es decir, hechos irrefutables con respecto a la fe que todo cristiano debe aceptar como verdadero y que han sido transmitidos a los hombres por la gracia de Dios. Pues eso, que si la María es virgen, que si es madre de Dios, que si Dios es eterno, que si es uno pero también tres a la vez… y por supuesto la que hoy nos concierne: Al tercer día después de su muerte, Cristo resucita glorioso de entre los muertos. Esta verdad absoluta fue visionariamente aceptada en el XI Concilio de Toledo en el año 675.Y es que los dogmas de fe son peliagudos. Como buen cristiano has de aceptarlos todos sin decir chitón. Las dos naturalezas de Cristo, la infabilidad del papa, la herencia del pecado original… hechos que parecen sustentados únicamente por la fe. Pero no amigos. Son verdades, y son infalibles porque en el fondo tienen una explicación racional y posible. Tan solo hay que saber mirar más allá y leer entre líneas (eso que tanto gusta en estas Diatribas Afrancesadas). Y aún así siguen siendo temas del más alto nivel teológico y físico.

ca5069hj.jpg

  ¿Y me lo tengo que creer? 

Centrándonos en el dogma que hoy nos ocupa, abro un arduo debate sobre el significado real de la verdad inefable de la que tratamos.Y es que Jesucristo resucita en cuerpo y alma y regresa de entre los muertos ¿Y bien? ¿No caen?. Jesucristo es un zombi.Piénsenlo antes de llevarse las manos a la peluca. Recordemos que un zombi es un muerto resucitado, un cadáver que vuelve a la vida. De momento el caso de nuestro Señor cuadra a la perfección. Otro aliciente a nuestra teoría es el gusto insano de los zombis por la carne humana. Aquí llega el controvertido tema del cuerpo de Cristo. Y ya hemos visto que las sagradas escrituras deben ser interpretadas. Hasta ahora siempre hemos pensado que “la carne de Cristo” era la metáfora. ¿pero creen posible solucionar una cena para 13 a base de pan? ¿Sin nada para untar? Amigos, esto fue lo que ocurrió. Utilizando el símbolo del pan, se nos da a entender que se dieron un festín de carne humana en toda regla. Pero aún hay más. ¿De dónde surge un zombi? Hemos visto diferentes ejemplos de zombificación de un cadáver. Un rito vudú, un virus, un desastre nuclear, una mutación o una maldición. Pues bien, no sé si tienen a mano una Biblia, pero cuando Nuestro Señor expiró, ocurrió algo. Algo muy siniestro. Dice Mateo: “Y desde la hora sexta hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena.” (27:45). El sol se oscureció a la hora del vermú y hubo un tranquilizador terremoto. No fue un simple eclipse, no, fue algo más. ¿Pero el qué? No estamos en disposición de asegurar nada, pero me da a mi que alguien relacionado con la oscuridad y la maldad andaba detrás de eso. Según el nuevo testamento, nos cuenta Mateo, que en el momento de la muerte de Jesús, se abrieron las tumbas, y varios muertos volvieron a la vida. Tras la resurrección de Jesús, muchas de las personas santas que habían muerto también salieron de sus tumbas y entraron en Jerusalén, apareciéndose a muchos. Es decir, que no estamos hablando de un hecho aislado, si no de una auténtica invasión zombi .

Sé que algunos de ustedes en estos momentos pueden verse tan turbados por estas revelaciones que piensen que todo esto no es más que una blasfemia. Pero el tema zombi no es nuevo en la Biblia amigos.

cato699j.jpg 

  Cristo resucitado sembrando el pánico

         En el Antiguo Testamento, Elías resucita a un niño y Eliseo su sucesor resucita a otro. Además, todo el que tocaba los huesos de Eliseo muerto, recobraba la vida. En el Nuevo Testamento vemos a Jesús resucitando al hijo de una viuda en Nain. ¡en su propia procesión funeraria! También resucita a la hija de Jairo y a Lázaro cuando llevaba cuatro días enterrado. Posteriormente, el apóstol Pedro resucita a Dorcas y el apóstol Pablo resucita al joven Eutico que había muerto al dormirse en una ventana, según relata el libro de Hechos de los Apóstoles… ¡Y la propia Virgen María! Y todo esto amenizado con las visiones que el profeta Ezequiel tiene del valle de los huesos secos, devueltos a la vida como un ejército. En su profecía concreta incluso que la casa de Israel será un día devuelta a la vida para vivir en su tierra. Yo no es por malmeter, pero en vista de lo visto deberíamos reaccionar antes de que nos pillen por sorpresa en un centro comercial, que estamos en España, y no encontraremos ninguna tienda de armamento. Tiemblo solo de pensar en tener que defendernos de un ataque de zombis católicos lanzándoles zapatos del Zara.¡Y no es tontería! Que ya hemos tenido varios conatos. ¡Miren al Cid Campeador y a Fraga!¡Ais! Pero es que ahí no queda la cosa. Todo es aún mucho más espeluznante. Ahora que están todos convencidos tras las series de pruebas expuestas, que Cristo Nuestro Señor fue un zombi, la teoría se tambalea, si analizamos otro factor: La sábana santa y el santo sudario. ¿Lo de envolver un cadáver en jirones de tela y meterlo en un habitáculo impenetrable y fuertemente sellado no les suena a otra cosa? ¿Y si ese cadáver con vendajes cobra vida y sale de su tumba de forma misteriosa? Queridos, Jesucristo fue una momia.

cayns1qz.jpg 

 Tras la resurrección, se reúne con los discípulos de nuevo

Pero no una momia cualquiera, sino una momia con maldición y todo, a lo Boris Karloff. Volvió a la vida, con movimientos torpes pero fuerza sobre humana, aparto la gran roca que sellaba su tumba y se dedicó a visitar los lugares que le vieron con vida. ¿Que los apóstoles negaron a Jesucristo? ¿Que le pedían pruebas de su identidad? Lógico, como para reconocerle.Y después de esto ascendió a los cielos en cuerpo y alma. ¿Puede una momia volar? No, pero un vampiro sí, y ya sabemos lo del gusto por la sangre de él y de todos sus acólitos. Eso explica por qué se hizo de noche en el momento de su muerte… perdón, de su no-muerte. ¡Si hasta Longinos lo sospechó! Pero le clavó la lanza en el costado, no en el corazón. Después ya fue tarde.

No sé ustedes, pero yo estoy en ascuas. No sé por qué teoría decantarme. ¡Todas encajan! Aunque… ¿no voló también su madre? ¿Y si fueron abducidos y había una inteligencia superior detrás de tanto misterio? No lo sé. Cercana a la embolia cerebral me despido de ustedes. Pero no se duerman en los laureles. Esto pinta mal. Unamos nuestras fuerzas y lleguemos a la verdad. Aguardo sus propuestas.