Barbie no es ni tan tonta ni tan puta

          La muñeca Barbie, símbolo de elegancia, belleza, saber estar y de la frivolidad inteligente, ha sido desbancada. O eso creemos ingenuamente al observar el aluvión de provocativas y cabezonas muñecas que estamos recibiendo. Nuestro error ha sido doble, hemos pensado que Barbie era tonta y un poco ligera de cascos, pero ni lo un ni lo otro. Barbie es la sombra que manipula a nuestras doncellitas preadolescentes que a los 12 años creen que el himen es la nueva fragancia de Hugo Boss. Pero es que pasa lo de siempre; que hablamos y opinamos desde la ignorancia. Nos encanta criticar desde la desinformación y juzgar por las apariencias. Claro, como Barbie es rubia platino natural y tiene unas medidas de escándalo, convertimos su figura en un mentidero de calumnias envidiosas. Pero no todo ha sido un camino de rosas para esta muñeca eternamente soltera y pluriempleada. Lean, lean:

cultura americana

         Barbie con la cultura americana

          Ruth Handler es la creadora de Barbie. Era cofundadora de Mattel y tenía una hija llamada Bárbara. Observó un día que su retoña comenzó a dejar de lado todas sus muñecas para jugar con unas estampas de cartón que representaban mujeres adultas y actuales. ¿Qué estaba ocurriendo? Al parecer la niña se hartó de jugar con muñecas bebé. Los fetos blandengues que escupían papilla no desarrollaban precisamente su instinto maternal. La pequeña Bárbara de mayor no quería ser mamá, quería ser put… digooo… una mujer liberada y emprendedora. En esto que la señora Handler, en uno de sus viajes por Europa en busca de un barón austriaco apuesto y arruinado por la guerra, encontró justo lo que buscaba: la muñeca Lilli. En realidad, la muñeca Lilli era una muñeca basada en la secretaria de un cómic de Reinhard Beuthin, estaba pensada para adultos y se vendía en bares y estancos. Como Ruth era americana y se creía muy liberal sin serlo, le llevó la muñeca teutona a su hija. Le encantó y compró los derechos para Mattel. Barbie, que así pasó a llamarse la nueva y castaña muñeca, comenzó a venderse en los Estados Unidos en 1959. Lo que ocurrió es que se les fue las manos con las proporciones. La muñeca tenía demasiado busto para tan poca cintura, y ante la horrible perspectiva de que se volviese a poner de moda el corsé (con lo incómodo que es limpiar toda la casa con él puesto), revisaron su silueta de manera que se convirtió en el símbolo estético de nuestro tiempo.

ji,ji vamos a arrasar

         Ji, ji, vamos a arrasar en Halloween

          Y es precisamente por eso por lo que Barbie ha sido vilipendiada. Pero no somos conscientes del infierno que ha tenido que sufrir esta abnegada muñeca. Se ha sometido a innumerabilísimas operaciones estéticas. Si no, miren las fotos del 59 y las del 2005. Podría decirse que ha rejuvenecido. Y por no mencionar el sin fin de estupideces que ha debido realizar para llamar nuestra atención. La pobre odia a los animales por ser seres insalubres y estúpidos, pero por contrato  se ha visto obligada a tener nada menos que 38 mascotas incluyendo gatos, perros, un panda, un león, una cebra y un ornitorrinco para la versión australiana. Y lo de pluriempleada no era una forma de hablar. Para quitarse el san Benito de mujer frívola y ociosa, Barbie ha desempeñado las profesiones de paleontóloga (1997), médico (1988), astronauta (1985), embajadora de UNICEF (1990), estrella de rock (1986), bombera (1993), estrella del circo (1995), profesora de aeróbic (1990), profesora del lenguaje de signos (1999), azafata (1961), oficial militar (1992)…

Grandes relatos

         Grandes relatos presenta….

          ¿Y qué me dicen de su vida sentimental? Desde 1961, Barbie es la eterna prometida de Ken Carson, un apuesto americanito de clase media, situación económica más que holgada que se dedicaba a… a… bueno, con tanta caravana de lujo y tanto descapotable playero, yo me imagino que era traficante. Al principio se vio condenado al desprecio de fabricantes y consumidoras. Comparado con nuestra heroína, grácil y flexible con su exclusivísimo cuerpo de silicona, Ken solo podía mover la cabeza de derecha a izquierda. Pero en 1977, con Ken Superstar permitieron al muñeco mayor libertad de movimiento e incluso esbozar una tímida sonrisa. Ahí fue cuando se notó que ambos, además de compartir lecho, compartían cirujano. El señor Carson no era un mal partenaire. Se plegaba fácilmente a las numerosísimas actividades de su famosa novia, pero hubo dos hechos clave que provocaron el declive de este muñeco:          El primero fue la aparición de un nuevo personaje: la hermanita de Barbie, Krissy. Ninguno conocemos  los padres de Barbie. Es más, aunque Barbie tiene un estilo muy juvenil, no puede ocultar que al menos tiene treintaitantos años… es decir, sus padres, de existir, seguramente no estuviesen en edad de procrear. Por lo tanto, ¿cómo es que tiene un a hermanita de 5 años? En la Barbie pediatra pudimos observar una relación entre ellas como muy materno filial. Lo que quiero decir con esto, es que entre campaña navideña y campaña navideña, es posible que hayamos descuidado a la muñeca lo suficiente como para que ese narcotraficante irresponsable dejase embarazada a nuestra heroína, y jamás tuviese la decencia de hacerse cargo de ellas como el buen sentido da a entender. Es decir, que no hemos vivido el capitulo de Barbie en la vicaría, y como buenas puritanas protestantes que somos, nos hemos indignado. Pruebas de esto no hay, pero no las necesitamos. Muchas niñas y preadolescentes sufrimos en silencio con nuestra muñeca, a la que veíamos como una víctima de la maldad de los hombres. Pobre Barbie. Incluso a veces teníamos la impresión de que Ken miraba a Krissy… ya sabéis, no como un padre a su hija… a la pobre Barbie lo único que la quedaba era irse de compras.          El segundo hecho clave, y quizás el definitivo, fue algo de lo más inexplicable. En 1990 apareció en el mercado el Magic Earring Ken un muñeco tan increíblemente homosexual, que hasta Elton John se escandalizó. Además venía a corroborar la teoría de sus sucios negocios. Iba vestido con un chaleco sin mangas, unos pantalones de cuero, llevaba el pelo decolorado y lo peor de todo… ¡un pendiente quinqui! Tras años de tiras y aflojas, la cuerda del amor se rompió finalmente el 12 de Febrero del 2004. Justo después de presentarse Barbie para presidenta de los EEUU, y ante la derrota electoral frente a Bush Jr., la muñeca no pudo más y puso fin a esa relación tempestuosa. Barbie dejaba a Ken, pero anunciaron en un comunicado oficial que seguían siendo súper buenos amigos.

Magic earing ken

         Magic earing Ken:¿no dije que era inexplicable?

          Pero es que las desgracias nunca vienen solas (miren a la familia Flores). Todo esto coincidió con la crisis más grave que ocurrió jamás en la vida de Barbie. Llegaron las muñecas cabezonas y llegaron para quedarse.

Donde vas asi vestida

         ¿Dónde vas así vestida? Que aún no has hecho la primera comunión

          Sí amigos, hablamos de las muñecas Bratz. Y es que el mundo no volvió a ser el mismo después de las Spice girls. La empresa MGA Entertainment las comienza a producir en el 2001. Las niñas ya no querían ser como Barbie que últimamente trabaja como actriz en superproducciones como La Princesa y su legaña mágica. Las niñas de hoy no saben apreciar la purpurina, prefieren el vinilo. Pues eso, como hay que llamar la atención para sentirse especial y nuestro sueño es ser famoso porque nos sentimos mal desde que la posmodernidad nos arrebató la individualidad y nos convirtió en una masa de burgueses mediocres y superficiales, las niñas de hoy han aprendido que como seas fea y sosa en el vestir no encuentras macho que te fecunde. Por eso triunfan las muñecas guarras. Son una panda de adolescentes cabezonas y anoréxicas que conocen las delicias del colágeno desde los 14 años. Sus labios se pliegan hasta la barbilla y la nariz, sus ojos descarados ocupan la mitad de su enorme cabeza, su culito luce respingón sobre unas piernas interminables y sus pechos, poseedores de pezones juguetones, se elevan hasta el infinito. Parecen decir: “Papito, yo te daré un hijo fuerte que concebiremos en los baños más sucios de la discoteca de moda”.

Las Bratz se procupan

         Las Bratz se procupan por ¿las mascotas?

          Sí amigos. Estas muñecas son multi raciales. Parecen estar inspiradas en las grandes hembras de moda que son Jennifer López y Bellonce. Las que no son latinas o afroamericanas, son como Cristina Aguilera, blancas que se comportan como negras raperas. Además, al igual que esta cantante, se duchan poco, no se lavan el pelo para poder moldearlo mejor y harán realidad tus fantasías más sucias. Y como no, tienen unas parejas masculinas imberbes y fans del reggetón y el tuning. Barbie no levantará cabeza jamás…

Que sì vamos

         Que sí vamos, que no tienes ni el graduado escolar

           Pero hemos menospreciado a esta muñeca. Mientras ella vive un cómodo presente con éxitos cinematográficos, ha renunciado a la parte sacrificada de su profesión y ha reclutado un ejército de niñatas para que luchen contra las marranas de las Bratz.          En primer lugar están las My Scene. Son también cabezonas, son también anoréxicas, pero son más como de Beverly Hills. Dedican su tiempo a flirtear con chicos cool, no besan en la primera cita, pero en la segunda salen de casa directamente sin bragas. Son en definitiva igual de libertinas que las Bratz, pero son menos barriobajeras y exigen que el condón vaya a juego con sus pendientes.

Quien es ese hombre

         Quién es ese hooombreee, que me mira y me desnudaaaaa

          Pero Barbie es mucha Barbie, y no iba a quedarse contenta solo con eso. No tenía que igualar a las ordinarias de las Bratz, tenía que vencerlas. Así que reclutó para su ejército a otro grupo de niñatas ligeritas de cascos. Son las Teen Trends. Estas púberes están mucho más proporcionadas aunque siguen estando un poco desnutridas. Claramente provienen de familias Republicanas. Su único hobbie en el mundo es ir de compras y ponerles nombres absurdos a sus repeinadas mascotas. ¿Otra diferencia? Estas se guardan la virginidad para su futuro esposo. “Por detrás lo que quieras, pero eso ni tocarlo”.

Mira lo que hago

         Mira lo que hago yo solita

         Lo malo de esta nueva hornada de muñecas, es que de momento su variedad grupal consiste en que cada una tiene el pelo de color diferente, pertenece a una raza distinta o a una tribu urbana diversa. Echamos de menos los monográficos de Barbie Heroínas de cuento, o Barbie Princesas del mundo. Al documentarme para este artículo descubrí con horror que en Princesas del mundo no hay ninguna española y sí ¡una princesa del Imperio Portugués! ¿Pero qué broma es esta? No podía ser. Así que busqué en otras colecciones, y por fin el la de Barbies del mundo sin ser Princesas ni nada encontré a la Barbie española… ¡Iba vestida de torero como la fea de Mecano! Me retracto de lo dicho. Barbie es tonta y puta.

Anuncios

13 comentarios

  1. Madame Fifi, esto es una cagada como dios manda. Tanto más viniendo de vos. Mucha ironía, una orquesta entera, pero nada de sustancia. Diréis que problema mío no haber sabido apreciar este artículo en lo que vale, y diréis bien, pero de cualquier forma me queda el resabio a decepción de quien lleva esperando tal que un huevo (creo que meses) desde vuestra última entrada. ¿Es esto todo lo que encuentro? Pues es una mierd, no en la forma, por supuesto, sí en el fondo. Tanto que a los 3/4 de artículo estaba por dejarlo pendiente, pero no, he terminado por leerlo entero, a ver si a diez minutos del final salvábais los papeles…

    Hay apenas cuatro grandes blogs en la red. Uno es el mío, dos más de lo que me ahorraré los nombres, y por último estaba convencido de que el vuestro (de vos) era el cuarto. ¿Qué habeis hecho esta vez, mademoiselle?

    Por otro lado me alegra haber inaugurado los comentarios a esta entrada, me da la oportunidad de calaros (a vos) más hondo…y con tiempo, antes de que comiencen a presnetarse las hordas de cretinos que tan a menudo permitís que se os peguen a las faldas (cepillo en mano, por supuesto). Va un recuerdo para ellos, también.

    Un beso. 🙂

    07 noviembre 15:58

  2. Estimado Carlos:

    Puede que disintais con mademoiselle Fifi,pero de eso a calificar de cretinos a todos los que comentamos las excelsas revelaciones de la ya mentada, hay un gran trecho.

    Quizas creas que nos has calado, aunque me parece dificil, teniendo en cuenta lo facil que es calaros a vos leyendo vuestros dos blogs.
    Por si vuesa merced no esta al corriente de la funcion de los blogs, le comunico que esta no es, ni mucho menos , la de servir de asiento a debate, pues para eso ya existen los foros de España y el extranjero.
    Quizas vuestra respetable madre no os enseño que si no tuvieres nada agradable que decir, seria mejor que permanecieres callado.
    Una lastima, si me permitis que os comente, que la neurociencia haya evolucionado hasta sus actuales vericuetos y trate a la gente como usted con suvidad y drogas aturdidoras, en vez de tratarles como se merecen (ojala se rectificara y se retornara a la ciencia decimonónica).
    Si me permitis daros un consejo mas, no busqueis el contenido, pues os encontrareis con un universo en blanco.

    07 noviembre 23:08

  3. Con lo que me gusta criticar… y que me critiquen. Pero en ambos casos busco la crítica inteligente y a ser posible constructiva.
    Es una pena Don Carlos que la suya fuese tan vacía y caótica. Si se pensase las cosas un poquito quizás podría hilvanar ideas y todo. No desespere querido, le veo potencial en su ego incontinente.
    Interpreto en su almagama de comentarios resentidos (¿envidia mi empolvada peluca?) que no le ha gustado… ¿el tema? No llueve siempre a gusto de todos. De hecho, en “Diatribas afrancesadas” solo llueve a gusto de Mademoiselle Fifi.
    Otra cosa. No nos han presentado formalmente, así que por ello le pido un poco de educación. Yo acepto de buen grado los comentarios políticamanete incorrectos siempre que: estén bien expresados y/o sean irónicos e inteligentes y/o se hagan con educación. Mi padre, El Heredero de Otranto cuidó mucho ese aspecto de mi formación, y por eso me temo que soy muy susceptible en temas urbanidad.
    No sea burdo… que no es bueno.
    E insisto, si no le gusta el tema y no tiene nada constructivo que decir, no lea y no opine.
    Con educación y argumentos siempre será bienvenido a este blog.
    Osculos afrancesados.
    07 noviembre 23:34

  4. Jo…que bizarrez. Tanto en el artículo como en el (de momento) único comentario. Solo quería decir que lamenté muy mucho la fatídica noticia de la separación de Barbie y Ken, pues…quién ha querido ser siempre Ken? El chache ( y Dieter, claro)!!! Y conducir esos coches, tener esas casas, tirarme a la guarrilla (como bien dice Fifi) de Barbie y, si se pone a tiro, a la negrita también (yo creo que terminó con esta, ¿cómo se llamaba?). Muy postmoderno, lo admito, pero ahora soy de la teoría de que los problemas del mundo se arreglan FOLLANDO. Y parece que hay gente que folla poco o lo hace consigo mismo (lo cual no está del todo mal). Y no soy de los candidatos a mamporrero de Fifí (que me pone a caldo a cada oportunidad), pero no creo que este artículo merezca tal crítica, amiguete Carlos. Que me he leído uno de esos grandes blogs de la red (el tuyo) y parecía el resultado de una búsqueda en el Google con el título “Letritas chorras de baladitas heavies”.
    Pues, como bien dice el Supervillano, criticar estos monumentos a la individualidad que son los blog es poco menos que un ejercicio de futilidad. Escribe algo tuyo en el blog, y si no guardate muy mucho de criticar ajenos. Este, por estética (prestada por el MSN) y estilo (puesto por Fifí) es bastante bueno ¿Para cuando una Barbie Fifí? 😉
    07 noviembre 23:55

  5. Lo primero es que me estoy haciendo pis, mucho pis, así que voy con un poco de prisa. A partir de ahí, lo siguiente es deciros (habría que empezar a utilizar “decirte”, pero por aquí encanta la chorrada, y no lo digo por “vos”…) deciros, continúo, que me encantan estos tíos, “artificalthink” y “Beukelaer”, por lo que tienen de…no sé…jajajaja, algo así como que pasan por ser buenos actores, intérpretes muy divertidos del resentimiento de tres al cuarto y demás…Tengo que deciros que en vuestra contención demostráis muchísimo más estilo que cualquiera de ellos. Os van a la zaga, supongo que en el fondo no evitáis considerarlos vuestros “zánganos” particulares (en el sentido estrictamente etimológico del término, primera acepción). Seguid así, continuad, todos, porque os juro que me divierte cantidá… Honestamente: es el mejor blog que he encontrado en meses, pero muchos. Fifi, destiláis “savoir faire” por los cuatro costados (pese a algunos excesos y determinadas chorradas que no pasan de ser justo eso), y eso, tal como están las cosas, cuenta muchísimo a vuestro favor. Lo digo en serio. Quiero saber qué edad tenéis, a qué os dedicáis, y qué esperáis sacar de todo esto (vuestro blog) en última instancia. Me huelo que me soltaréis alguna cantada del tipo: “éste es un blog que encuentra su sentido primero y último en el deleite estético, sin más -ni menos- pretensión. El teleologismo lo dejo para espíritus menores, como demuestra ser el vuestro.”, algo así. Y contad con que me divertiré el doble, si finalmente me dedicáis esas mismas (o parecidas) palabras.

    ¿Sabéis que se echa en falta por aquí (entre otras cosas)? Sentido del humor. Os dejáis ir cuatro pueblos con la solemnidad (no me vale que la maticéis de fina ironía- y lo de fina es una deferencia-), y el blog termina resintiéndose. Imagino que ése es precisamente uno de vuestros objetivos, aproximaros en lo posible al ideal franchute “clásico” en lo que éste tiene de recargado, prentencioso e indigesto en su mayor parte.

    Y al resto, give peace a chance, eh?

    Un beso. Me gusta esto, prometido.

    08 noviembre 18:41

  6. Mi querida Mademoiselle Fifí, o como diría alguien decididamente con más estilo, ma chére:

    Siento venir con rudas y molestas alusiones a la realidad en una página tan dedicada a las idealizaciones, pero creo que mi aportación servirá para explicar un poco el porqué de éstas nuevas y terribles muñecas.

    Puede englobarse en un acontecimiento que está trastocando el mundo occidental y que puede ser definido como el Proceso de Aputonamiento de las Niñas.

    Me explico. Desde los años 60 la publicidad y el marketing están definidos con un público objetivo base: los niños. Reflejo, por supuesto, de los Yu Es Ei, lugar mágico donde uno puede ser infantilmente estúpido toda la vida y aun así llegar lejos (véase Mariah Carey o George Bush) Sin embargo, la industria del consumo llegó, a finales de los 90, a una conclusión por lo demás obvia: los niños no consumen; lo hacen sus padres. Y, por supuesto, los padres miran mucho más el dinero que los ansiosos infantes, quienes, en su inocencia (supuesta, algunos niños son verdaderos hijos de puta, y todos conocemos uno) desean tener todo lo que ven. Solución? Indiscutible: adelantar la edad adulta, hacer que éstas gentiles personitas sean incentivadas a consumir por su cuenta no a los dieciséis, sino a los diez, o antes.

    De ahí las escenas que vemos de niñas de nueve años con móvil y paga, y, como sus padres son tan gañanes como para creerse lo que dice María Teresa Campos y no les imbuyen el sentido de la estética que tan necesario es en éste mundo contemporáneo, van vestidas como recién salidas del Club Lover’s, en algún lugar entre Albarracín y Monreal del Campo.

    Las muñecas de marras, por lo tanto, no vienen a ser sino un elemento más de la propaganda en ese sentido. En primer lugar, son niñas, no mujeres. Por una parte la anorexia, pero por otra la ausencia total de curvas, es decir, la insistencia en la idea de “da igual que no tengas qué sujetar, NECESITAS un sujetador de Oysho pero YA” Segundo: las muñecas no trabajan, como Barbie. Alguien les paga los vestidos, los viajes, los clubes de playa y los coches. Y como los hombres no aparecen por ningún lado (sí, bueno, están los chicos “cool”, pero si esos trabajan, el Príncipe de Asturias también) está claro que la financiación de esos lujos vienen de popá y momá.

    En fin, que he intentado estar a la altura de vuestras insignes opiniones, mademoiselle. Lo único que siento es que no os prodiguéis tanto en vuestra sabiduría, que espero con impaciencia.

    Saludos neerlandeses de

    The Big Thiago.
    09 noviembre 11:46

  7. Hasta Thiago postea… Fenómeno me parece, que ese cerebro se luzca por aquí. Lo que ya me sorprende es que discuta sobre el artículo, en vez de sobre lo mal que está, lo tontos que son los que lo lean -menos uno-, y la falta de sentido del humor de la gente. Pero bueno, Thiago no es como los demás -ni Beckelaer tampoco, pero eso es otra historia-.

    Pues sí, Thiago, has dado en el clavo, el aputonamiento infantil es un hecho, y además añadiría que los pobres críos -crías, en este caso- que se compran estos juguetes no juegan con ellos, sino, como decía Carlos Fernández Liria en “Dejar de pensar”, sirven para que los crios los miren, se hagan la ilusión de que juegan con ellos, y, cansados pronto de armatostes que se mueven solos y jueguetes que no atran su imaginación sino que se lo dan “todo hecho”, vuelvan de nuevo su mirada inquisidora al que maneje la pasta en su entorno. De los videojuegos ya ni hablo, porque son la epítome de esto que cuento.

    Además, como bien deja ver nuestra anfitriona, el aputonamiento también sirve de adoctrinamiento ideológico -o algo así, yo te diría pre-ideológico, o por tirar para mis clásicos, hipnótico-, ya que como a la mujer hay que mantenerla en segundo plano como sea, lo mejor es sacarla de la cocina, pasearla en descapotable -vamos, que se pasee ella sola, “con libertad”- y que folle mucho, mucho, y que compre mucho, mucho… Pero efectivamente, que siga queriendo las medidas escandalosas de la Barbie, y que no se vea de donde ha salido el dinero con el que paga. Que cuando no sean papá y mamá, Thiago y amigos, será otro hombre.

    Y po cierto, sigo reclamando una segunda parte de este artículo, donde se centre Mademoiselle Fifí más en las Teen Trends y menos en la Barbie… Estas nuevas muñecas y su sexuelidad de “patatita”, serán uno de los pilares del espantoso giro a la derecha que se aprestan a dar nuestros hijos y nietos. Puedo equivocarme, pero en cualquier caso, habría que irlas analizando…
    10 noviembre 15:50

  8. No tengo palabras…

    Es usted una ordora maravillosa
    .
    Le invito a que en su próximo escrito se atreva a explicar la relación entre la aparición de las cabezonas anoréxicas y la proliferación de tiendas de todo a 60 regentadas por familias inmigrantes chinas, a las que en el lenguaje de la calle se las denomina; “Los chinos”.
    Gracias Mademoiselle por acompañarme en mis arduas mañanas de trabajo.
    18 noviembre 14:46

  9. Mi querida mademoiselle Fifí, como decían los Monty Python, and now for something completely different.

    Espero que sepa perdonarme la impertinence, pero estoy seguro que el tema de éste post puede definitivamente interesarle.

    No sé si tuvo noticia de la gigantesca ventisca que cayó sobre los Países Bajos éste viernes, que colapsó el país y dejó a mucha gente sin electricidad.

    Salí de casa el viernes por la mañana y cuándo volví a casa me prometí a mí mismo no salir ese día, por cuánto las calles estaban cargadas de frío siberiano.

    Así pues, el viernes noche me senté delante de mi portátil, y encendí la tarjeta sintonizadora de televisión para poder ver algo.

    Y algo llamó poderosamente mi atención: un programa en la segunda cadena de la televisión alemana que ofrecía los resultados de una encuesta nacional: las 100 Canciones Alemanas Más Populares.

    Como comprenderá, era un plato irresistible para un amante de lo extraño como yo. Además, acababa de empezar (iba por la 98)

    La primera sorpresa llegó cuando “You’re my heart, you’re my soul” fue relegada al puesto 76 de la lista. La tercera cosa que más divisas ha hecho ingresar a Alemania después de la Minipimer y la Gestapo, y es así de maltratada por el público. El genio siempre es maltratado por la historia.

    Pero aquí no acaba la historia. El presentador, al terminar el videoclip, llamó a Thomas Anders! Y fue entonces cuando tuve evidencia empírica de todo lo que usted dijo en su maravilloso post, pues el teutón demostró públicamente que es un desgraciado. Los invitados, el público y el presentador no hacían más que burlarse de su torpeza y comentar como Dieter Bohlen era y es infinitamente superior a él. El momento cumbre fue cuándo le trajeron un Casiotone. Anunciaron al público que era para “recordar los viejos tiempos”, pero Thomas quería demostrar como ha aprendido a tocar desde que sigue los cursos por correspondencia de CEAC. Por supuesto, nadie se tragó la charada de “los viejos tiempos”, lo que todo el mundo quería era reírse de Thomas Anders. Éste momento está documentado (mi tarjeta de televisión es también capturadora) para su disposición en el momento que desee.

    El resto del programa fue una exhibición de personajes como Udo Jürgens (el verdadero inspirador del Leisure Suit Larry) y personas vestidas con trajes tradicionales bávaros. Y por supuesto, mullets. Mis cálculos tras el programa revelaron que a fecha de 1 de enero de 1982, el 31,5% de la población de la RFA llevaba mullet o se lo estaba pensando, con un porcentaje similar para los austríacos (si no recuerdo mal, Conan, o sea, Chuache, llevaba mullet) Quizás el hecho de que la televisión alemana fuese la única occidental que se podía ver tras el Telón de Acero tenga algo que ver con la popularidad del mullet en Centroeuropa.

    Y tras más acordeones, mullets y trajes solapones de los que uno podía imaginar, era de esperar que el ganador del concurso fuese una apoteosis de todo ello.

    Ganaron los Scorpions. Sí o no?
    28 noviembre 9:53

  10. The Big Thiago nunca defrauda. He necesitado que mi ayuda de cámara me trajese el frasquito de sales para que las respirase entre desvanecimientos.
    Veo que por fin se hace justicia en el mundo. El tiempo pone a la gente en su lugar. Thomas ha pasado de ser un guaperas de voz afeminada con una legión de fans, a ser un madurito guapete pero resentido que solo sirve para presentar programas musicales de los 80. No sé si lo seguirán poniendo, pero cuando habité tierras teutonas no había fin de semana que me lo perdiese.
    Como dato curiso, contaré que hace no mucho, aquí, en nuestra excelsa y seria televisión española, salió Dieter Bohlen. No, no le han dado un prorama, salió en un vil zapping. Era de un casting de Operación Triunfo alemán, donde salia un nerd cantando una canción tirolesa y enfocaban a Dieter en la mesa del jurado, con sus pómulos desorbitados de la risa…
    Como no sólo de flashes de sus ídolos vive Fifi, suplico a Big Thiago que me haga llegar cuando pueda y como pueda ese documento impagable. ¿Te tendremos en navidades por aqui?
    Gracias mil por el interés tomado y osculos varios para los Países Bajos.
    28 noviembre 11:59

  11. Mi querida Mademoiselle,

    Recuerde que sus ávidos lectores esperan otra diatriba afrancesada. Si está falta de inspiración, le sugiero hable de François I, el rey renacentista.

    Como historiadora del arte que es, le conocerá porque cuando a Leonardo da Vinci no lo querían ni en su casa, básicamente porque Miguel Ángel tenía más éxito que él (porque lo suyo llevaba más mármol, y además era un vendido al Papa) se lo llevó a Francia, y la Mona Lisa con él (no, Jenny, no se la llevó Napoleón de ninguna parte)

    Pero vuestra sarcástica lengua puede hacerlo infinitamente mejor.

    Estaré en Madrid por Navidades.

    Saludos neerlandeses,

    The Big Thiago.
    08 diciembre 14:59

  12. hola, me encantó tu escrito, es serio, será aporte en un trabajo de conducta de consumidor acerca de la sexualización de las niñas

    vale.

  13. hola babier si es tonta y puta es una pajera se la come y es una muñeca trucha


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s